0

No hay productos en el carrito.

Replantar una montaña rusa en el Tibidabo

Con la implantación de la nueva montaña rusa en el Tibidabo se produjo una modificación drástica de la estructura forestal de una parte del bosque de Collserola a causa de la tala de 45 encinas, muchas de ellas centenarias. El objetivo de la replantación era recuperar la estructura forestal inicial y la flora y fauna de la zona, por lo tanto se decidió introducir ejemplares de árboles caducifolios para potenciar la llegada de insectos e invertebrados, así como también especies con frutos para atraer a los pájaros y ejemplares de encinas jóvenes y así equilibrar la población existente. La plantación de los árboles como estructura básica se completó con una abundante aportación de arbustos y herbáceas.